Siguenos:

¡TENEMOS UN NUEVO INTEGRANTE EN LA FAMILIA!


La llegada de un cachorro a casa siempre trae aparejado una serie de cambios que debemos adoptar con el fin de diseñar aquellos hábitos que serán cruciales para regular el futuro comportamiento de la nueva mascota.

Uno de los primeros aspectos que deberás tener en cuenta es que los primeros días lejos del lado de su madre será un período de adaptación, por lo que es muy importante que le brindes una gran cantidad de cariño y que dediques quizás más tiempo de lo normal para estar con él, alimentarlo y acariciarlo.

Estimúlalo para que explore su nueva casa, que olfatee los espacios para que así vaya reconociendo el terreno y, por sobre todo, muéstrale el lugar que se convertirá en su espacio para dormir. También es muy recomendable que desde un inicio le enseñes a hacer sus necesidades donde corresponda. Este hábito será clave para generar una correcta conducta más adelante.

Otro tema importante es el relacionado con su alimentación. Lo ideal es que coma de 3 a 4 comidas diarias por los primeros 6 meses. Procura colocar el plato con alimentos siempre en el mismo punto. Ello le ayudará a familiarizarse con este. En caso de que tu cachorro no coma, puedes ayudarlo humedeciendo la comida en un poco de agua tibia.

Por último, es fundamental que estés informado de las vacunas que se deben administrar, de los hábitos de higiene que debes tener con él y, por sobre todo, conocer de conductas. Ello te permitirá criar a un futuro ejemplar que sea sociable, amistoso y con un buen comportamiento para tenerlo en casa.

Aún no hay comentarios

The comments are closed.

Nuestras Marcas