Siguenos:

¿CÓMO EDUCAR A TU REGALÓN?


Al hablar de adiestramiento se debe partir por lo esencial: tiempo. Sí, lo leíste bien, ya que el primer factor de importancia es que si vas a entrenar a tu perro dispongas de una rutina periódica que te permita avanzar hacia el objetivo que andas buscando, siempre desde la paciencia y el cariño.

El segundo punto a considerar es la importancia de una correcta información acerca de lo que consiste este proceso, o que sea una persona especializada quien lo haga, solo así se conseguirán resultado exitosos.

El adiestramiento trae beneficios positivos desde el punto de vista de la salud de la mascota, ya que este se sentirá más feliz, existirá un mejor vínculo contigo y con otros perros, y disminuirá sus niveles de estrés.

Catalina Bórquez, médico veterinario de Bahía Mascota, explica que el adiestramiento de una mascota es ideal para lograr una adecuada convivencia con las personas con las que esta convive.

“La mascota sabrá cuál es su lugar jerárquico dentro de la pirámide familiar. Acá lo óptimo es que sepa que es el último de la manada, ya que así hará caso a todos los miembros de la familia”.

Dada las cualidades de cada raza, algunas son más fáciles de adiestrar como es el caso de pastor alemán, el Golden Retriever, el labrador y el Border Collie. En el otro extremo están aquellas cuyo adiestramiento se torna más complejo como es el caso del shih tzu, basset hound, mastín y pequinés.

Hay algunas razas que tienden a tener personalidades más dominantes como el poodle, yorkshire terrier, chihuahua y salchicha El adiestramiento también es importante en aquellas razas consideradas agresivas como el pitbull, rottweiler y el pastor alemán. El shar pei chino si bien no esté dentro de las razas conocidas como peligrosas, sí lo es.


El entrenamiento, a juicio de la especialista, debe comenzar lo antes posible. Así será una mascota que se adapte a cualquier situación o entorno. “A partir de los 5 meses ya se puede comenzar un entrenamiento orientado a manejar el comportamiento agresivo. No se debe olvidar que en este proceso hay que ser constante y paciente, y cada vez que la mascota realice lo que queremos, se le debe premiar. Es lo que se denomina reforzamiento positivo”.

Si tienes alguna duda, acércate a cualquier de nuestras tres clínicas y te podremos asesorar.

Aún no hay comentarios

The comments are closed.

Nuestras Marcas